Qué es y cómo hacer un maratón de escritura

Estos días de confinamiento me han recordado una práctica que realizan algunos escritores. Me estoy refiriendo al aislamiento voluntario durante unos días para poder escribir. Es posible que tú mismo lo hayas experimentado. Quizás te has tomado una semana de retiro en la que hayas dedicado todas las horas del día a terminar esa novela que hasta entonces se resistía. O puede que te hayas marchado un fin de semana a algún lugar donde pudieras estar solo para corregir y poner el punto final a un libro de relatos.

En definitiva: buscar la soledad y dedicar toda la jornada a escribir puede ser una práctica recomendable y necesaria en algunas ocasiones.

Es cierto que el confinamiento que vivimos hoy es diferente. La manera que tenemos a nuestro alcance de combatir la pandemia (salvo que seas un profesional de la salud, en ese caso luchas en primera línea) es quedarnos en casa para no propagar y no ser contagiados por el virus.

Deseo y espero que tú, que me estás leyendo, estés sano o superando la enfermedad. En ese caso quizás te hayas planteado dedicar tu tiempo a escribir. Si vives en compañía, quizás no sea una tarea fácil encontrar esa soledad necesaria para concentrarte al 100% en tu obra. Pero si tu circunstancia sí te lo permite, hoy quiero desarrollarte cómo puedes dedicar y aprovechar al máximo este retiro para escribir.

Qué es un maratón de escritura

Un maratón de escritura es dedicar todas las horas de una o varias jornadas a escribir (salvo el tiempo necesario para alimentarse y descansar). Con esta práctica se persigue una alta productividad, o dicho de una manera más sencilla: dar un empujón bien fuerte a la obra que tienes entre manos.

Puedes realizar el maratón tanto en solitario, aislándote para lograr la máxima concentración; como en grupo, compartiendo la experiencia con otros escritores. Si eres una persona con alta concentración y hábito de escritura, es probable que obtengas un mejor resultado realizando este maratón en solitario. Sin embargo, si aún no tienes el hábito adquirido y escribir con más gente te anima (o en cierto modo te “obliga”) a sentarte y enfrentarte a la hoja en blanco, o bien si tu enfoque como escritor es más lúdico, es probable que te guste más realizar esta maratón en compañía de otros autores.

Un maratón de escritura es una práctica de alta productividad del escritor. Te permite progresar mucho en tu obra en muy poco tiempo - piopíalo    

Powered by Vcgs-Toolbox

Ventajas e inconvenientes de un maratón de escritura

La ventaja más relevante de esta práctica es que te permite realizar un gran avance en tu obra en un único días o en unas pocas jornadas. Esto puede serte de mucha ayuda si no puedes escribir a diario o con mucha frecuencia, ya que podrías aprovechar fines de semana o vacaciones para ello.

En otras palabras, realizar maratones de escritura puede ayudarte a optimizar tu tiempo y, a la vez, conseguir progresar de manera significativa en la escritura de tu libro. Así, si tienes fuerza de voluntad y no procrastinas, y también si eres capaz de tener una buena concentración y mantenerla, podrás aprovechar al máximo tus días libres.

Sin embargo, esta práctica también tiene algunos inconvenientes. El mayor de ello es que es una práctica dura. Es difícil mantener la concentración tanto tiempo (aunque se realicen descansos) y al final el cuerpo te acabará doliendo de estar siempre sentado.

Cómo realizar un maratón de escritura paso a paso

Paso 1: Reserva la fecha en tu agenda

Una vez hayas tomado la decisión de realizar el maratón, anótalo en tu agenda y reserva el día. Si tienes alguna causa por la que no puedes llevarlo a cabo en esa fecha, busca otro día y comprométete a hacerlo entonces. Si no lo haces así, es posible que procrastines demasiado el momento de confinarte para escribir.

Paso 2: La preparación: define tus objetivos

Antes de iniciar tu maratón, prepara bien tu jornada de trabajo. El motivo es evitar el bloqueo y sacar el máximo partido a tu tiempo. Ten claro cuál o cuáles serán los objetivos que proyectas realizar en la maratón de escritura. Por ejemplo, puede que desees recluirte para corregir una novela, o para realizar el trabajo previo a la redacción (esquemas de tramas, personajes, pruebas de escritura con diferentes voces del narrador, etc.) Los objetivos serán los que tú te propongas, pero es necesario que lo tengas claro para predisponerte a estar enfocado y concentrado en “eso” que deseas lograr.

Paso 3: Gestiona el tiempo de tu jornada maratoniana

Para sacar el máximo partido a tu maratón, es conveniente que de hayas marcado un plan para optimizar tu tiempo. Así, crea un horario donde alternes momentos de escritura y momentos de descanso (que son igualmente importantes).

Hay personas que trabajan muy bien con momentos de escritura breves (20 minutos, por ejemplo) y otras con periodos más largos (1 hora, 90 minutos, etc.) Valora qué opción se ajusta más a tus características. Lo importante es que durante este tiempo tengas un alto nivel de concentración en tu obra. Por cierto, en este otro artículo te hablo de 3 claves que te ayudarán a concentrarte.

Paso 4: No hagas caso al demonio corrector

Ya te he comentado en otro artículo qué es esto que defino como demonio corrector. Es esa “vocecita” que nos invita a revisar y corregir cada frase que redactamos a medida que la vamos escribiendo en el papel. El resultado de corregir constantemente es que no avanzamos en la escritura del texto. Por otro lado, ese exceso de perfeccionismo puede que esté escondiendo nuestras inseguridades.

Al realizar esta maratón te sugiero que escribas sin prestar mucha atención a la corrección, y que más adelante dediques una jornada o un tiempo exclusivamente a corregir. Si mientras estás escribiendo te das cuenta de algo que deseas mejorar, subráyalo o márcalo en otro color para asegurarte de que cuando estés trabajando en la corrección de tu texto le prestarás la atención necesaria a ese fragmento.

Paso 5: Concédete un capricho

Al igual que es importante que respetes tus descansos para estar fresco en el siguiente tiempo de escritura, es recomendable que te concedas algún que otro capricho, como si de un premio se tratara, cuando termines uno de tus periodos de trabajo de manera satisfactoria. Ese capricho puede ser algo tan sencillo como estar un rato en las redes sociales o dar un paseo.

Paso 6: Comprueba tus progresos

Si has decidido recluirte varios días para no hacer otra cosa más que escribir, puede serte de utilidad revisar al final de cada jornada los logros que has obtenido. De este modo, no sólo te animarás a volver a sentarte a escribir al día siguiente, sino que también te ayudará a organizar el trabajo que vas a desarrollar en la jornada que tienes a continuación.

Si tu maratón consta de un único día, también te animo a que valores tus progresos y que, en caso de que la sesión no haya sido tan fructífera como esperabas, que analices cuáles han sido los motivos para ello. Esto te ayudará a que la próxima vez que realices un maratón de escritura lo aproveches a tope.

Y tú, ¿has probado la maratón de escritura? ¿En solitario o en grupo? ¿Qué trucos tienes para mantenerte concentrado en una maratón de escritura? Cuéntame, cuéntame…

——————
RUTH M. RODRÍGUEZ,  Verbalina Escuela de Escritura Creativa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *