Cómo comenzar una novela: Trucos y ejemplos para los primeros párrafos

A la hora de tratar el tema de cómo comenzar a escribir una novela, hay varias cuestiones que podemos abordar. Por ejemplo, podemos hablar sobre cómo nos llega la inspiración, cómo organizar y estructurar esas ideas, cómo planificamos el proceso de escritura de un libro (algo de lo que hablé AQUÍ), cómo será el título de nuestra obra ( AQUÍ te doy 5 ideas para tus títulos), etc.

Sin embargo, hoy quiero ofrecerte algunas claves para que los primeros párrafos de tu novela o relato sean un anzuelo irresistible en el que pique el lector gustosamente. Además, te analizaré dos comienzos de novelas para que veas cómo puedes utilizar estos recursos.

Como te contaba AQUÍ y AQUÍ, antes de comenzar a escribir el libro puedes hacer un par de pruebas de escritura:

  1. Empezando la novela o relato en diferentes momentos de tu trama.

  2. Probando diferentes narradores para escoger el más adecuado.

Vamos a considerar que ya hemos hecho estas pruebas (o que hemos desestimado hacerlas porque tenemos muy claro lo que queremos). Es, por tanto, la hora de mancharse de tinta hasta los codos (de acuerdo… esta expresión quizás sea un poco antigua porque es muy probable que uses el ordenador para escribir, pero si tu manejo de la impresora es igual al que tengo yo, te aseguro que puedes mancharte de tinta hasta los codos).

¿Cómo escribir el comienzo de tu novela o relato?

Al escribir el comienzo de tu novela o relato es conveniente que persiguas estos dos objetivos:

  1. Despertar preguntas en el lector: En otras palabras y hablando un poquito más finolis, los primeros párrafos deben anunciar el conflicto de nuestra obra (y, por tanto, iniciar el arco de tensión). Con ello despertaremos el interés del lector que no podrá más que preguntarse qué ocurrirá con esos personajes o por qué han hecho eso que acaban de leer.

  2. Que el lector pueda imaginarse a los personajes en un lugar y en una época: Es decir, contribuir a que el lector no sólo comprenda lo que queremos contarle, sino que “vea como si fuera una película” lo que está sucediendo. Con ello no sólo entenderá dónde y cuándo sucede la historia, sino que también podrá imaginársela y percibirla a través de los sentidos.

Despertar preguntas y que el lector pueda “ver” lo que sucede, dos objetivos del comienzo de una novela o relato - piopíalo    

Powered by Vcgs-Toolbox

Teniendo claro estos dos objetivos, voy a ofrecerte 7 consejos para empezar los primeros párrafos de tu libro.

7 trucos para escribir los primeros párrafos de tu novela o relato

  1. Esboza el conflicto lo antes posible: si quieres enganchar al lector desde el principio, no dudes en impactarle cuanto antes. Esboza el conflicto en los primeros párrafos de tu texto. Más adelante tendrás tiempo de presentar al detalle a los personajes y de detenerte a describir los escenarios tan pormenorizadamente como quieras.

  2. Empieza con acción: ¿qué mejor manera de esbozar el conflicto que mediante una acción de los personajes? Desde las primeras líneas del texto intenta que “hagan algo” o que “hablen con alguien” y que ese sea un hecho relevante para la trama. De esta manera anuncias al lector el conflicto, es decir, el problema al que se enfrentarán después. Esto no quiere decir que “expliques” ese problema, sino que dejes una pista que incite al lector a hacerse preguntas y que más adelante relacionará con el conflicto.

  3. Sitúa al lector en tiempo y espacio: esto ya lo adelantaba antes. En otros artículos hemos hablado de la importancia de que el lector pueda imaginar lo que sucede en la historia como “si estuviera viendo una película”. Y, como ya supones, los parámetros básicos para que esto suceda es imaginar un lugar y una época. De lo contrario, el lector comprenderá lo que sucede, pero no podría “ver” a los personajes (que estarían “flotando” en un espacio en blanco en su imaginación). Para conseguir este efecto puede ayudarte la técnica narrativa de “mostrar” de la que te hablé AQUÍ.

  4. Sé breve y directo: ya he mencionado en alguna ocasión que la mayor parte de los lectores asimilan mejor las frases breves que las largas y complicadas. Lo mismo ocurre con los párrafos, la mayoría de los lectores prefieren los párrafos no demasiado extensos porque los leen con mayor facilidad. Si esto puede ser una constante en el texto, más aún cuando comiences el primer capítulo de tu novela o la primera página de tu relato.

  5. Deja claro el género de tu novela: imagina que has entrado en una librería para comprar dos libros: uno para tu sobrino, a quien le encanta la literatura fantástica ambientada en la edad media, y otro para ti, que últimamente te ha dado por leer novela histórica y también te gusta la edad media. Estos libros que deseas adquirir pertenecen a géneros diferentes, pero pueden tener la misma cubierta y, tras leer la “solapilla” o la cubierta trasera, puede que no te hayan dejado claro de qué tratan. Entonces lees la primera página para ver por cuál te decides. ¿No se te facilitaría mucho la labor si el autor te hubiera dejado las claves del género de su novela en los primeros párrafos? Claro que sí. Ahora eres tú el autor y estás escribiendo las primeras líneas de tu obra. Intenta enunciar el género de tu novela o relato (romántico, realista, filosófico, de misterio…) para que el lector encuentre eso que está buscando y sea un cebo irresistible.

  6. Pon algo en movimiento: este es un consejo de P. Highsmith. Intenta que en tus primeras líneas se mueva algo. Puede ser un personaje que corre para coger un tren o bien un movimiento más sutil, como alguien que apoya su cabeza en el respaldo del sillón. Esta expresión de movimiento (que el lector imaginará) refuerza la acción (de la que te hablaba en el punto 2 de esta lista).

  7. Valora comenzar con un diálogo: esto no es un “truco”, sino una sugerencia para que valores otras opciones. Por lo general, no se suele comenzar una novela o un relato con un diálogo. Sin embargo, te propongo que valores el empezar así porque puede ser un buen método para conseguir “dar vida” a los personajes. Apóyate en las acotaciones del narrador durante el diálogo para situar ese hecho en un lugar y tiempo determinado. Pruébalo y valora el resultado.

    7-trucos-para-comenzar-una-novela

Aquí tienes una infografía donde te resumo estos 7 trucos. Si quieres descargártela para imprimirla, puedes hacerlo AQUÍ o pinchando en el cuadro de más abajo.

7-trucos-para-comenzar-una-novela

Ejemplos y análisis de comienzos de novelas

Voy a intentar desmenuzarte dos principios de novelas para que puedas ver los puntos que te señalaba anteriormente. He tomado dos textos de una extensión similar (4 y 5 líneas) pero de

dos novelas muy diferentes. En primer lugar, te transcribo el inicio de Un monstruo viene a verme de P. Ness.

El monstruo apareció pasadas las doce de la noche. Como hacen todos los monstruos.

Conor estaba despierto cuando el monstruo llegó.

Acababa de tener una pesadilla. Bueno, una pesadilla no. La pesadilla. La que tenía tantas veces últimamente. La de la oscuridad y el viento y los gritos. La pesadilla en la que unas manos se escapaban de las suyas por muy fuerte que las sujetara. La que acababa siempre con…

¿No te parece un inicio de novela lo suficientemente interesante como para que el lector se enganche y siga leyendo? A mí me parece que sí puede atrapar al lector (otra cosa es que te guste este tipo de literatura). Por esta razón, me he animado a comentarte este texto y a analizar los recursos que utiliza.

Como ya habrás observado, la novela comienza con una acción (punto 2): Conor se despierta de una pesadilla y llega un monstruo. Además, en este comienzo queda esbozado el conflicto (punto 1), porque… ¿qué es aquello que le produce una pesadilla a Cónor? El monstruo no es, porque Conor ya estaba despierto cuando llegó. ¿Por qué sueña que unas manos se escapan de las suyas? ¿Cómo acaba siempre ese sueño? Debe de ser algo terrible ya que el narrador calla y lo indica con puntos suspensivos.

En estas primeras líneas, el lector puede intuir que el problema al que el protagonista se enfrentará (conflicto) reside en el origen de la pesadilla. Además, el autor ha sido un poco malvado y deja al lector expectante por ver cómo se desarrolla este conflicto al “callar” e incluir esos puntos suspensivos.

Por otro lado, el lector queda situado en un espacio concreto (punto 3): la alcoba de Conor y la oscuridad de pasadas las doce de la noche. En estas líneas que he transcrito no se esboza la época en que sucede la historia, pero queda sugerida cinco líneas más adelante cuando se indica que hay un reloj en una mesilla y que al día siguiente hay colegio: estamos en la época actual.

Creo que ya te habrás fijado en cómo se construyen las frases, breves y directas (punto 4) y que en la primera línea queda esbozado (punto 5) que esta novela es fantástica (aunque aborde temas de lo más reales) porque, además de Conor, el otro personaje es un monstruo. Por último te habrás dado cuenta de que hay “algo en movimiento” (punto 6) ya que un monstruo aparece en un dormitorio (el hecho de aparecer en una sala, al igual que entrar o salir, indica movimiento).

Ahora me gustaría que leyeras un fragmento que es considerado como uno de los mejores comienzos de novela. La primera frase de Corazón tan blanco, de Javier Marías.

No he querido saber, pero he sabido que una de las niñas, cuando ya no era niña y no hacía mucho que había regresado de su viaje de bodas, entró en el cuarto de baño, se puso frente al espejo, se abrió la blusa, se quitó el sostén y se buscó el corazón con la punta de la pistola de su propio padre, que estaba en el comedor con parte de la familia y tres invitados.

Es probable que según has ido leyendo este fragmento también habrás ido repasando los trucos para empezar la novela que te he esbozado antes. Seguro que te habrás dado cuenta de que el autor no sigue la recomendación sobre la brevedad de las frases (punto 4). Sin embargo, está totalmente justificado. Javier Marías tiene un manejo de la lengua excelente (¡y envidiable!) y el lector puede seguir sin esfuerzo sus construcciones largas. Además, fíjate que esta gran frase está dividida por siete comas que organizan sus elementos y marcan pausas en la lectura. Por otro lado, son tremendamente directas y “van al grano”.

Creo que también habrás observado que el autor esboza un conflicto (punto 1) y narra una acción (punto 2). La acción está clara: una joven recien casada entra en el cuarto de baño y se suicida disparando una pistola sobre su corazón, estando en la habitación contigua su padre con parte de la familia e invitados. El conflicto queda esbozado no sólo por sugerir la pregunta de qué es lo que conduce a la joven a suicidarse tras la boda, sino que también queda planteado en esa voz del narrador que no quiere saber, pero sabe. ¿Por qué se suicida la joven? ¿Por qué se dispara justo tras volver de su viaje de boda? ¿Por qué el narrador comienza diciendo que “no quiere saber”? Como ves, el lector puede hacerse al menos estas tres preguntas (que tienen que ver con el conflicto de la obra) y el deseo de conocer su respuesta le incitará a continuar leyendo.

Espacio y tiempo (punto 3) quedan claros ya que se explicita que ella está en el cuarto de baño de una casa, y su padre y demás personajes en el comedor. Detalles como la costumbre de realizar un viaje de bodas o la pistola nos indican que se la narración se sitúa en la época contemporánea (aunque no sepamos exáctamente cuándo).

Por otro lado, también te habrás dado cuenta de que el autor ofrece las claves del género (punto 5). El lector puede deducir que no es una novela con la que volará a otros mundos, sino que refleja las relaciones humanas.

Por último, ya habrás observado que hay “movimiento” en esta escena (y muy bien narrado) ya que la joven entra en un cuarto de baño, se desprende de su vestimenta y dirige una pistola a su corazón.

Espero que el análisis de estos dos fragmentos me haya ayudado a explicarte mejor los recursos que puedes poner en marcha para que el comienzo de tu novela o relato sea tan apetecible al lector como un bocado de su plato favorito. Me queda pendiente para otro artículo el hablar sobre cómo puedes construir ya no sólo el comienzo de tu novela o relato sino esa primera frase que tantos dolores de cabeza nos da. Pero eso será otro día.

Y tú, ¿cuáles son los elementos que no faltan en el comienzo de tus textos? ¿Procuras reflejar alguno de estos trucos que te comento en este artículo? ¿Cuáles son tus inicios de novelas y relatos preferidos? Cuéntame, cuéntame…

——————
RUTH M. RODRÍGUEZ,  Verbalina Escuela de Escritura Creativa

7 thoughts

  1. Excelentísima entrada que, además, me viene de cine ahora que he empezado a preparar mi primera novela. En cuanto a relatos que es lo que he escrito hasta ahora depende un poco de la historia, pero en general comienzo con una frase o un relato corto introduciendo al protagonista para, enseguida, incluir un diálogo. De hecho, utilizo los diálogos para intentar caracterizar al personaje. Suelo utilizar también el punto y aparte para destacar frases cortas contundentes, creo que ello produce un efecto mayor que con un punto y seguido. Por ejemplo, comparto el inicio de uno:
    “Miguel abrió los ojos y frunció los labios con desagrado. Su dormitorio, iluminado por una luz tenue, olía a tabaco. Eso le extrañó. Tensó los músculos para incorporarse pero sintió la cuerda áspera que le ceñía las muñecas y tobillos, sujetándolo a la cama. Eso le estremeció. Entonces, escuchó un carraspeo seguido de un chasquido.
    Eso le aterró.”
    Al separar esta última frase creo que se produce un efecto más potente, pienso al menos. Muchas gracias, Ruth.
    Saludos!

    1. ¡Estupendo, David! Lo que me comentas de hacer frases cortas y utilizar el punto y apartre para crear ese “silencio” que deje pensar al lector es uno de los recursos que también puedes utilizar en poesía (cuando estás construyendo los versos). Me alegra mucho que este artículo te haya sido de utilidad y también que hayas decidido adentrarte en la aventura de tu primera novela. ¡Qué gran propósito para 2017! Avísame cuando la hayas concluido. Un abrazo.

  2. Hola estoy buscando ,quiero escribir mi novela y no se como empezar soy nueva escribiendo ,pero mi mayor problema es q me cuesta demasiado escribir lo que se me ocurre tal vez sea por q me faltan palabras d expresión no lo sé..

    1. Hola Mica. Gracias por leer este blog y compartir tus inquietudes. No sé si conoces nuestra Escuela de Escritura Creativa donde ofrecemos cursos online que pueden ser de tu interés. Aquí te dejo el enlace: http://www.verbalina.com/
      Si tienes alguna pregunta sobre nuestros cursos, te animo a escribir a info[arroba]verbalina.com para pedir información más detallada.
      Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *