Algunas razones para participar en un certamen literario

Como ya has intuido al leer el título de este artículo, hoy me he propuesto hacer algo diferente en el blog. Me gustaría reflexionar contigo (de ahí que me encantará leer tus comentarios a este post) sobre los motivos que nos conducen a participar en certámenes literarios.

Sabemos que al presentarnos a un concurso no nos haremos millonarios ni nos echarán pétalos de rosa cuando salgamos a comprar el pan (aunque nunca se sabe…) Entonces, ¿por qué nos animamos a participar? Créeme que conozco a más de una persona que se hace esa pregunta, sobre todo al saber que lo de hacerse millonario a base de ganar certámenes queda tan lejos.

Las motivaciones para decidir presentar tu obra a un premio son muy variadas y personales, y pueden ir, como decía, desde conseguir “fama y gloria” hasta animarse a perder la timidez. Por supuesto,  con estas líneas no pretendo valorar las razones que te conducen a presentarte (o no) a un concurso. Sin embargo, si estás indeciso o bien no te lo has planteado, sí que me gustaría comentar contigo algunos motivos por los que puede ser oportuno participar en certámenes literarios.

Los motivos que voy a argumentarte son cuatro:

Animarte y perder la timidez

En el este blog he tratado con cierta frecuencia el tema de la inseguridad del escritor (por ejemplo aquí ). Preguntarse si lo que escribimos será del interés de algún otro, si lo hacemos bien, si nuestras historias llegarán al corazón de algún lector, etc. es una reacción lógica, sobre todo cuando escribimos nuestros primeros textos. Ser críticos con nosotros mismos y buscar el texto perfecto está bien, pero también es cierto que puede ser un freno para dar a conocer nuestra obra. Por esta razón considero que cuando escribamos un texto que consideremos bueno (créeme: ese momento llegará), presentarlo a un concurso puede ser una manera de superar nuestra timidez y animarnos a dar a leer nuestra obra.

Tener la oportunidad de que lean tu texto desde una editorial que te interese

Si sigues escribiendo es muy probable que te plantees el publicar tu obra. Sin embargo, ya sabes que no es fácil conseguir que esa editorial que te gusta se fije en tu trabajo. Presentar tu obra a concurso puede ser una vía para que la lean y conozcan.

Ganar visibilidad

En realidad este motivo está ligado al anterior. Quizás no estés buscando editorial porque ya has publicado o has valorado la autopublicación, sin embargo deseas ampliar tu círculo de lectores. Como sabes, hay concursos que no sólo publican la obra ganadora, sino que realizan una antología con los textos seleccionados (aunque no hayan sido premiados). Estas antologías llegan a un grupo de lectores a los que quizás te costaría llegar por otros medios, y es probable que entre ellos haya personas a quien les guste tu trabajo y se animen a buscarte como autor de otras obras.

Ver recompensado tu esfuerzo

Si además de todas las razones anteriores ves tu obra premiada… qué gran satisfacción. La labor del escritor es apasionante, pero también muy solitaria. Participar en un concurso y comprobar que han seleccionado tu obra, que ha quedado entre las mejores o que ha sido galardonada es una recompensa a tu esfuerzo y los meses que has dedicado a crearla. A veces se agradece una palmadita en la espalda, ¿verdad?

Ahora es tu turno: ¿te has animado a presentar tus escritos a algún concurso? ¿Cuáles fueron tus razones para hacerlo? ¿Añadirías algún otro motivo más?

——————
RUTH M. RODRÍGUEZ,  Verbalina Escuela de Escritura Creativa

11 thoughts

  1. En mi cuidad, Rosario (Argentina) existe una prestigiosa y antigua asociación literaria llamada”Nosotras” que organiza certámenes de narrativa y poesía. Me presenté tres veces, ganado 1er. premio en narrativa con un cuento, 1er. premio con una poesía y 3er. premio en un concurso por un cuento escrito sobre un tapiz de los que se exponían. Por el motivo que comento fui invitada a escribir el Prólogo del libro que ellos presentan anualmente. Para mi fue de mucha importancia, los premios fueron medallas o pergaminos y la publicación en sus libros. Tengo muchos cuentos escritos y algunas poesías, me agradaría participar pero no tengo conocimiento de concursos. La Editorial Dunken de Buenos selecciona trabajos y varias veces envié los míos los que siempre fueron seleccionados y publicados en antologías. Muchas gracias por tus buenos consejos. Muchos cariños para ti y para las melli. Eddy

    1. ¡Enhorabuena Eddy! No sabes cómo me alegra leer que has ganado esos tres galardones. Mi enhorabuena por ello.Y muchísimas gracias por tus cariños para mis pequeñas. No las puedes ver ahora, pero te lo agraden también 🙂

  2. La verdad es que solo he participado en dos… y ni siquiera me notificaron que habían recibido los relatos (sé que lo normal es avisar). Mi experiencia en concursos es casi inexistente, sobre todo por timidez. Después de leer el artículo dan ganas de lanzarse. A ver si lo consigo! Gracias, Ruth

    1. Marga, siento que no te avisaran. Lo cierto es que si notifican que ha llegado la obra, el participante se queda más tranquilo. Espero que te animes a participar con más frecuencia en concurso y que dejes atrás esa timidez. Puedo decir que tienes mucho talento y que es un gustazo leerte. Un abrazo.

  3. Participo cada vez que tengo tiempo (que no es todo el que quisiera) en concursos de relatos.
    Creo que es importante para mejorar. Todos tenemos algo que aprender de los demás.
    Lo podemos comparar con alguien que le gusta correr. Si corres solo, esta bien como deporte pero… si quieres hacerlo lo mejor posible tienes que compararte con los demás, correr a su lado y ver si eres lento, si pisas bien en cada zancada, ver de que manera tienes que respirar, o que calzado es el mas apropiado.
    En resumen: si corres solo sin fijarte en nadie pensaras que lo estas haciendo bien y tal vez no sea así.

    1. ¡Vaya, Luis, no se me había ocurrido el símil de la carrera! Me alegra que participar en los certámenes de relatos te sirva para mejorar y animarte. Un abrazo y gracias por comentar.

  4. Participé en un solo concurso. Había un pre-selectivo y no pasé de allí. Mi cuento no lo ameritaba. Era una linda historia, escrita de manera descuidada. Muy novato de mi parte (aún lo soy).
    Lo positivo fue que dos de los jurados me escribieron con consejos y ánimos para seguir escribiendo. Algo así como “la historia es buena pero tienes muchos adjetivos, puedes mejorarla mucho con una buena revisión”.
    Eso hizo que me preocupara de verdad por el oficio y no simplemente por el gusto de escribir.
    Revisar, cortar, editar, volver a escribir.
    Hoy empiezo una historia y tal vez el producto final sea parecido pero lejos del primer borrador.
    Así que, más allá de ganar o no, la experiencia en sí misma es muy productiva e inspiradora.
    Gracias por tus consejos, Ruth.

    1. Gracias a ti, Miguel, por contar tu experiencia. Me alegra que los miembros del jurado te escribieran con algunos consejos y ánimos. Es cierto que a veces necesitamos una palabra de aliento para mejorar. Estoy segura que tu escritura habrá evolucionado mucho desde entonces. Un saludo.

  5. En Pereira ciudad colombiana, el Ministerio de Cultura ofrece los talleres Relata. Soy pensionada, ansiosa toda la vida de escribir y hoy a los 61 años y después de 2 años en el taller, terminé una novela. Estoy sencillamente feliz y en este estado gané ek mejor premio. Lo hice. Escribí…. Un abrazo

    1. Gracias, Pilar, por compartir tu historia. Es cierto, el mejor premio es escribir y ver cómo tu proyecto se convierte en una novela. Enhorabuena por ello.

  6. Saludos desde Maracay Venezuela ,he escrito una novela y estoy en otra ,quisiera esta última inscribirla en algún concurso ,si me pudieses ayudar en cuanto eso te lo agradecería .saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *