Uso correcto de las comillas

Hace poco en uno de mis cursos de escritura surgió la duda sobre la correcta utilización de las comillas. Esto me hizo pensar que tal vez damos por sentado que usamos de manera adecuada estos signos ortográficos y, sin embargo, quizás no está demás repasar estas cuestiones básicas.

En la web fundeu.es han abordado este tema recientemente en un artículo que os transcribo a continuación de manera literal. Espero que os resulte útil.

1. Tipos de comillas

Las comillas son un signo ortográfico doble y en español hay tres tipos:

1.1 Las comillas angulares, latinas o españolas (« »). Pese a no ser las más accesibles en los actuales teclados y dispositivos, son las que las Academias de la Lengua recomiendan en textos impresos.

1.2 Las comillas inglesas (“ ”). Lo adecuado es emplearlas en segunda instancia, es decir, cuando se desea entrecomillar un texto o una palabra enmarcados dentro de un texto ya entrecomillado con las angulares.

1.3 Las comillas simples (‘ ’). No deben confundirse con el acento, que es una pequeña raya oblicua.

2. Comillas, espacios y puntos

Como se ve en los ejemplos de los siguientes apartados, todas las comillas de apertura se escriben pegadas al primer elemento del fragmento que enmarcan y todas las de cierre pegadas al último, sin dejar ningún espacio. Lo adecuado es, además, que el punto (salvo si es de una abreviatura), la coma, el punto y coma y los dos puntos se escriban fuera de las comillas de cierre.

3. Usos de las comillas

Entre los usos más frecuentes de las comillas cabe destacar los siguientes:

3.1 Marcar citas textuales: Mauricio Macri criticó los «discursos del odio», aunque si la cita es muy larga, como sucede en ocasiones en los libros, la costumbre actual es darle un sangrado mayor que el del resto del texto y reproducir la cita en cuerpo de letra menor o en cursiva.

3.2 Señalar el carácter especial de una palabra o expresión; por ejemplo, que es vulgar o que se emplea con ironía: He tenido unas vacaciones «durísimas». También cuando se usa una voz perteneciente a otra lengua y no se dispone de letra cursiva: Los bancos alertan del fraude por «phishing». La Ortografía académica precisa que, excepcionalmente, en los titulares de prensa pueden emplearse para ese fin las comillas simples: La ‘app’ que obliga a tus hijos a hacer ejercicio.

3.3 Delimitar la extensión del título de cualquier parte interna de una publicación (un artículo, un reportaje, un cuento, una canción, etc.), sobre todo cuando este título se cita junto al título general de la obra que la contiene (por ejemplo: «La biblioteca de Babel» es un relato del libro Ficciones).

3.4 Marcar la longitud de los nombres de leyes, programas, planes, proyectos, asignaturas, etc., cuando se citan dentro de un texto y son muy largos. En estos casos, solo se escribe con mayúscula la inicial de la primera palabra, pues las comillas ya se encargan de delimitar la extensión del título: «Lingüística aplicada a la enseñanza de español como lengua extranjera».

3.5 Delimitar los títulos de ponencias, discursos, exposiciones, etc., así como de los apodos y alias que se intercalan entre el nombre de pila y el apellido.

4. Para qué no se usan las comillas

4.1 Para marcar nombres propios, acrónimos o siglas de otras lenguas. No son, por tanto, adecuadas frases como Mi hija estudia en el Colegio Público «Jorge Juan» o Sale al mercado un nuevo «DVD», en los que sobran las comillas.

4.2 Para enmarcar los títulos de las colecciones editoriales, de los libros sagrados o de sus partes: el Corán, el Génesis.

Y tú, ¿tenías claro cuándo es corrrecto el uso de las comillas? ¿Has detectado algún mal uso en los medios de comunicación, la publicidad, etc? Cuéntame, cuéntame…

——————
RUTH M. RODRÍGUEZ,  Verbalina Escuela de Escritura Creativa

6 thoughts

  1. Hola Ruth, creía tener claro lo de las comillas, pero en absoluto. He aprendido cosas. Muchas gracias por el artículo y feliz día.
    Ángeles Redondo

    1. Feliz día para ti también, Ángeles, y gracias por tu comentario. Me alegra que hayas aprendido alguna cosa. Un abrazo.

  2. Muchas gracias. A la hora de escribir, estos detalles son muy importantes para presentar un texto correcto. SALUDOS.

  3. Hola Ruth. Hasta donde sabía, también se utilizan para distinguir un diálogo dentro de un texto, por ejemplo: Juan se detuvo frente a la puerta. “Espero que estos dos sujetos no se lo tomen a pecho”, le dijo al que aguardaba frente a la entrada.
    O: “No deberías seguir tomando”, escuché, aunque sin que la historia cambiara demasiado podría escribir escuchó,…
    También yo uso las simples (‘xxx’), para definir un pensamiento dentro de una oración de la acción. Como por ejemplo: Elba se paseaba entre la ventana y la cama, tal vez esperando que Gerardo regresara ‘No volverá, eso es seguro, es tan mala persona que no veo por qué podría esperarlo’, como lo había hecho años atrás, en la casa de la playa.
    ¿Son estos incorrectos?

    1. Hola Ricardo. Haces unas preguntas muy interesantes. Te comento un poquito:
      Respecto al uso de las comillas para el diálogo: en el caso de esos ejemplos sí es correcto utilizar las comillas ya que su uso entraría dentro del punto 3.1. del artículo (marcar citas textuales). Si te fijas, el narrador está reproduciendo textualmente lo dicho por los personajes.
      Respecto a lo que comentas de las comillas simples: el uso que explicas no lo recoge la Real Academia. Te pongo el enlace al Diccionario Panhispánico de Dudas: http://lema.rae.es/dpd/srv/search?id=SSTAZ5sDyD6h59vijX
      Espero habertre ayudado. Un saludo

Responder a verbalina Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *