4 trucos para hacer breve tu microrrelato

Dicen que lo bueno, si es breve, es dos veces bueno. Por eso, entre otras razones, hoy me gustaría hablar contigo sobre el microrrelato. Si te gusta leer este género, es posible que lo que más te llame la atención es el impacto que el texto produce en el lector a pesar de su brevedad. Es algo parecido a cuando estabas despistado en el colegio y tu compañero de pupitre te daba un pellizco por debajo de la mesa para avisarte de que la maestra se acercaba. Era algo breve pero intenso, ¿verdad?

Si te has lanzado a escribir microrrelatos quizás sea esto, ofrecer ese impacto en tan pocas palabras, uno de los mayores retos a los que te enfrentas. Hay personas que buscan una solución a este reto en realizar un “resumen” de la historia que tienen en mente. Sin embargo, por lo general, si se plantea de este modo el texto, el microrrelato pierde frescura. Así, te sugiero que abordes la brevedad del microrrelato desde otra perspectiva. En lugar de intentar “resumir” esa historia, escoge mejor el hecho concreto que quieres narrar y las palabras para contarlo.

Qué duda cabe que este tema da para escribir muchas líneas, y este artículo acabaría siendo demasiado largo. Por esta razón, voy a ir al grano e indicarte cuatro trucos que puedes utilizar para hacer que tu microrrelato sea aún más breve e impactante.

Cómo hacer más breve tu microrrelato

  1. Emplea personajes conocidos

  2. Utiliza en el título elementos de la narración

  3. Descubre formatos textuales diferentes

  4. No olvides la elipsis

Emplea personajes conocidos

Cuando escribes otro tipo de género, por ejemplo una novela, es necesario que presentes y caracterices de forma adecuada a tu personaje. En ese caso, te detienes en transmitir al lector cómo es físicamente, qué carácter tiene y fundamentas muy bien sus decisiones. Pero, como ya sabes, todo esto son líneas en tu texto, y el microrrelato no te ofrece tanto espacio. Por esta razón, una solución para conseguir esa brevedad puede ser que utilices personajes que tu lector ya conozca. Pueden ser míticos, históricos, literarios… o bien personajes arquetípicos (el ladrón, la madre, el banquero, etc.) De este modo no es necesario describir ni el contexto ni el personaje en las líneas de tu microrrelato.

Utiliza en el título elementos de la narración

Hay veces que prestamos poca atención al título, ¿verdad? Mi experiencia impartiendo talleres y cursos literarios me ha hecho darme cuenta de que es habitual que se preste atención a la historia y personajes, pero o bien no se titula el texto o bien pensamos en el título como algo secundario. Sin embargo, no es conveniente descuidar el título, más aún cuando escribimos un microrrelato, ya que nos puede ayudar a hacer el texto más breve.

Imagina que abres un libro y te encuentras con un microrrelato que se titula “El náufrago y el cajero automático”. En este título ya se presentan algunos elementos de tu historia, como por ejemplo un personaje que probablemente será el protagonista (el náufrago), la época en la que suceden los hechos (el cajero automático nos situa en la época actual) e incluso te sugiere el lugar donde es posible que transcurra la historia (la calle, las inmediaciones o el interior de un banco).

Como ves, si incluyes en el título elementos de la narración, no será necesario que los vuelvas a mencionar en el texto y el microrrelato será más breve. Estos elementos pueden servirte, entre otras cuestiones, para…

  • Contextualizar la historia, incluyendo su época, el lugar…

  • Presentar al personaje

  • A veces puedes ofrecer en el título la resolución del microrrelato

Por cierto, en este artículo hablo sobre cómo puedes escoger un buen título para tu obra (no sólo para tu microrrelato, sino también para otro tipo de textos en que la brevedad no sea un requisito del género).

Descubre formatos textuales diferentes

¿Has pensado en aportar información al lector a través del tipo de texto que utilices para narrar tu historia? Qué duda cabe que el grueso de la información la transmites a través de tus personajes y del hecho que cuentas al lector, incluso a través de las palabras que elijas. Pero me gustaría sugerirte que emplees (si no lo has hecho ya) formatos de texto no literarios o poco usuales en tu microrrelato.

Da a tu texto la forma de una entrada del diccionario, una receta de cocina, una carta, un wassap, una fórmula matemática… las combinaciones son infinitas. Con ello ofrecerás de manera original otro tipo de información necesaria para la comprensión de tu texto sin necesidad de emplear más líneas para expresarlo.

Creo que me explicaré mejor con un ejemplo: Si estás escribiendo la historia de un robo, puedes dar a tu texto la forma del documento policial donde se denuncia del hecho. De este modo, no será necesario que desarrolles en el texto que la víctima va a la comisaría, que es atendida por un policía, que le indica que debe poner la denuncia, etc. Como ves, estás informando de elementos que son necesarios en tu narración a través del formato del texto.

No olvides la elipsis

La elipsis es una figura retórica que consiste en omitir elementos de la oración. A la hora de narrar o escribir un microrrelato lo que omitiremos serán elementos de la narración (es decir, detalles de la historia). Aunque no lo explicites, puedes dejar sugeridos estos detalles al lector, quien completará la historia en su imaginación o bien establecerá hipótesis sobre lo que no narras en tu microrrelato. De este modo conseguirás abreviar tu texto (porque no necesitas más líneas para narrar lo que “no cuentas”) y el lector completará la parte de la historia que no has escrito.

Sobre cómo utilizar la elipsis (no sólo en el microrrelato) te hablo en este artículo. Si te interesa el tema, te animo a leerlo.

Te he hecho esta infografía donde resumo estas cuatro claves para hacer tu microrrelato más breve.

4 trucos para hacer breve tu microrrelato2

Estos son los cuatro trucos que quería compartir contigo para ayudarte a conseguir la brevedad en tu microrrelato. Hay más claves para hacer tu texto breve y estoy segura de que tú tienes tus propios trucos. ¿Te animas a compartirlos? Déjame un comentario más abajo y cuéntame, cuéntame…

——————
RUTH M. RODRÍGUEZ,  Verbalina Escuela de Escritura Creativa

8 thoughts

  1. Gracias, Ruth.
    El tema del microrrelato me interesa bastante. Hará unos años tomé un curso online, pensé que sería muchísimo más fácil que escribir un cuento o una novela. Vaya me equivoqué.
    Aquí les dejo un microrrelato de Andrés Newman, que si no me equivoco vive en Granada como vos, Ruth.
    Novela de Terror
    Me desperté recién afeitado.

  2. ¡Muy interesante esta entrada que espero poner en práctica algún día! Encima nos regalas una infografía resumiendo todo lo explicado. Fantástico, muchas gracias.

  3. Muchas gracias por esta entrada. Yo practico el microrrelato desde hace muchos años. Twitter me obligó a ello, como a muchos de nosotros, supongo 🙂

    Últimamente estoy haciendo un experimento en mi blog. Escojo una escena y creo quince microrrelatos en torno a ella. Es muy estimulante 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *